CULTOS Y ACTIVIDADES

CABILDO GENERAL DE HERMANOS
Sábado 24 de febrero, 17,00 horas

XVII VIVENCIAS COFRADES
María del Prado Álvarez Poblete
Sábado 24 de febrero 20,30 horas

domingo, 29 de noviembre de 2015

I DOMINGO DE ADVIENTO. DÍA DE LA PARROQUIA.


Evangelio (Lc 21,25-28.34-36)

En aquel tiempo, decía Jesús a sus discípulos: «Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas; y en la tierra, angustia de las gentes, perplejas por el estruendo del mar y de las olas, muriéndose los hombres de terror y de ansiedad por las cosas que vendrán sobre el mundo; porque las fuerzas de los cielos serán sacudidas. Y entonces verán venir al Hijo del hombre en una nube con gran poder y gloria. Cuando empiecen a suceder estas cosas, cobrad ánimo y levantad la cabeza porque se acerca vuestra liberación.


»Guardaos de que no se hagan pesados vuestros corazones por el libertinaje, por la embriaguez y por las preocupaciones de la vida, y venga aquel Día de improviso sobre vosotros, como un lazo; porque vendrá sobre todos los que habitan toda la faz de la tierra. Estad en vela, pues, orando en todo tiempo para que tengáis fuerza y escapéis a todo lo que está para venir, y podáis estar en pie delante del Hijo del hombre».



ADVIENTO Y PARROQUIA

Con el domingo primero de adviento comenzamos una nueva etapa en nuestro caminar cristiano.

Celebrar el nacimiento de Jesús, centro de la historia humana, exige un tiempo de preparación y entrenamiento.

Durante las cuatro semanas de adviento, iremos preparando a Jesús una digna acogida en nuestro corazón.

No preparamos una “fiesta” del consumo; preparamos el mayor acontecimiento que se ha dado en la historia de la humanidad: la Encarnación de Dios, tomando naturaleza humana,

Celebramos a un Niño que es Dios, a un Dios que se hace niño. Se hace uno de tantos para salvar a los hombres, que se han separado de Dios por el pecado.
                                                                                                                                                                  
Coincidiendo con el domingo primero de adviento, celebramos el Día de la Parroquia, Hace 36 años comenzamos a compartir nuestra fe, unidos en comunidad parroquial. A través de estos años, hemos compartido muchas cosas, como sucede en el seno de la familia: alegrías, penas, esperanzas…

Por ello, la principal actitud que hemos de tener es la gratitud. En primero lugar, nuestra gratitud para con Dios. Él es quien nos convoca y quien nos une para vivir fraternalmente. Es Jesús quien nos ofrece su perdón, su misericordia, su fortaleza por medio de los sacramentos. Su palabra nos alimenta y nos da el vigor que necesitamos para permanecer firmes en la fe.

Y gracias también a todas las personas que colaboran con su tiempo, su trabajo y sus bienes para llevar adelante la ”misión” que nuestra parroquia realiza en nuestra ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario