PRÓXIMAS ACTIVIDADES

CULTOS (Parroquia Ntra. Sra. de los Ángeles)
-Misa de Hermandad
Domingo 3 de Junio a las 20,oo horas
ACTIVIDADES
-Presentación del DVD de la Salida Penitencial 2017
Viernes 2 de junio a las 22,00 horas. Casa Hermandad.

domingo, 28 de septiembre de 2014

DOMINGO XXVI TIEMPO ORDINARIO - VE A TRABAJAR A MI VIÑA

Evangelio (Mt 20,28-32):

En aquel tiempo, Jesús dijo a los sumos sacerdotes: «¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Llegándose al primero, le dijo: ‘Hijo, vete hoy a trabajar en la viña’. Y él respondió: ‘No quiero’, pero después se arrepintió y fue. Llegándose al segundo, le dijo lo mismo. Y él respondió: ‘Voy, Señor’, y no fue.

»¿Cuál de los dos hizo la voluntad del padre?». «El primero», le dicen. Díceles Jesús: «En verdad os digo que los publicanos y las rameras llegan antes que vosotros al Reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros por camino de justicia, y no creísteis en Él, mientras que los publicanos y las rameras creyeron en Él. Y vosotros, ni viéndolo, os arrepentisteis después, para creer en Él».


NUESTRAS EXPERIENCIAS PERSONALES

Todos hemos sentido en nuestro interior la Voz de Dios, que nos pedía algo. Le hemos dicho que “sí”.

Le hemos dicho y prometido cambiar, hacer fsu voluntad; pero no hemos sabido llevarlo a la práctica. Nos hemos conformado con la “palabra”, pero no se ha encarnado en nuestra vida, es decir, no hemos realizado la “obra” que se tenía que realizar para cumplir nuestra promesa.

Tenemos muchas experiencias personales de un “sí”, que terminaba en un “no”, de deseos y promesas no cumplidas porque nos cansamos y puede con nosotros la comodidad o la falta de convencimiento.

Vivimos en una época de muchas “palabras” y promesas, que terminan sin llevarlas a la realidad. Esto nos ha hecho “desconfiados”. No confiamos en las palabras de aquellos que se contentan con “hablar”, pero sin poner en práctica aquello que hablan.

Por eso, Jesús no soporta la espiritualidad de los sumos sacerdotes y los fariseos y les dice estas duras palabras: “los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del Reino de Dios”.

También hoy, Dios sigue diciéndonos: “Ve a trabajar en mi Viña”. Porque en la Viña de Dios hay mucho trabajo. El mundo es la Viña de Dios, pero el mundo más cerca es el que tenemos a nuestro lado. Aquí estamos llamados a trabajar. En esta parcela. En este pueblo. En este barrio. En esta parroquia. ¿Qué le contestamos? ¿Si?, ¿No?

Sinceramente, ¿qué podemos hacer?, ¿qué puedo hacer?

No hay comentarios:

Publicar un comentario